Sostenibilidad

Sostenibilidad

- buenvivir -

Por Carlos Moro, Presidente de Bodegas Familiares Matarromera.

Hace ya muchas vendimias que recibí de mis padres y abuelos el legado y responsabilidad de cuidar de nuestra tierra y nuestros viñedos. La importancia de vivir el vino y crecer rodeado de viñedos lleva implícito el compromiso de entregar de nuevo, pero esta vez a nuestros hijos y nietos una tierra en un estado, por lo menos igual, al que recibimos nosotros.

Para elaborar un vino es imprescindible un buen terruño, pero también la mano del hombre que sepa interpretarlo. Todas las personas que formamos parte de Bodegas Familiares Matarromera somos precisamente eso, una familia, y como tal tenemos ideas y pensamientos que llevamos en nuestro ADN. Uno de estos pilares sobre los que se fundamenta nuestra razón de ser es, precisamente la sostenibilidad, el respeto por el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. Y no solamente lo decimos nosotros, a lo largo de estos años nuestras políticas en materia de sostenibilidad han tenido su reconocimiento internacional, como cuando recibimos el Premio Europeo de Medio Ambiente.


La apuesta indudable de la compañía por grandes proyectos como la instalación de placas solares fotovoltaicas en todas nuestras bodegas, la utilización de calderas de biomasa o las estaciones depuradoras de aguas, pero también los pequeños gestos como apagar la luz o reciclar hasta la última hoja de papel, nos han hecho merecedores de sellos que abalan este compromiso. Formamos parte, muy orgullosos del grupo “Wineries for Climate Protection” y también del equipo de trabajo “International Wineries for Climate Action”. Pero todo esto no es casualidad, es fruto del trabajo.

Cada botella de vino nueva que sale al mercado lleva consigo un estudio para reducir el impacto de la misma sobre el medio ambiente. Materiales menos contaminantes y sostenibles, reciclados y reciclables, botellas más ligeras para reducir el impacto ambiental… En definitiva, cada día recorremos un camino en el que vislumbramos el horizonte en forma de SOSTENIBILIDAD.

Este camino no debe ser cosa de unos pocos, ni mucho menos… Este camino debemos recorrerlo juntos. La unión de todos hace la fuerza y aprovechar esta fuerza, de forma inteligente es la mejor de las armas.


Todo en definitiva para conservar nuestras parcelas de firma directa e indirecta. Garantizar el tesoro que esconden las raíces de cada vid y vivir con una copa de vino en la mano, todo lo que el vino es capaz de regalarnos.


Hoy pretendo que reflexiones sobre lo realmente importante que es que, al menos, no cambie nada… Es imposible mejorar la naturaleza, que es increíblemente perfecta, pero en nosotros está, en todos y cada uno, que, al menos, no empeore. Nuestros suelos, nuestra vegetación, nuestros ríos, nuestro aire… Todo nos lo han entregado al nacer… ¿Tiene sentido que cuidemos lo que es nuestro no?

Conoce más de Carlos Moro aquí

https://carlosmoro.es/
Instagram/carlos.moro.gonzalez
Facebook/carlos.moro.gonzalez