Vendimia en Viña Montgras. Foto: Facebook.com/VinaMontGras/

Sobre el vino y la vendimia

- buenvivir -

Una de las temporadas más esperadas por los amantes del vino, a este lado del mundo, es la Vendimia: el proceso de recolección de uvas que se usarán para la producción de los vinos que tanto disfrutamos.

En la antigüedad, el Señor Feudal y las autoridades eran quienes anunciaban la fecha exacta en la que los viticultores podían comenzar a cosechar la fruta. Durante ese día, los tambores y las campanas repicaban en las regiones viticultoras y se daba inicio a una fiesta sin precedentes que, en la actualidad, se mantiene y hace parte del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. Una mezcla de sabores, aromas y alegría que conecta a todo el mundo.

La vendimia se realiza entre febrero y abril de cada año en el hemisferio sur y durante agosto y octubre, en el hemisferio norte. Es el cierre de un espectáculo natural sin precedentes en donde la lluvia llega en forma de uva. La precisión y gran experiencia de los trabajadores es pieza fundamental para iniciar de la mejor manera el trabajo en bodega; para luego, llenarnos de paciencia y esperar largos meses para conocer el resultado final y saborear la recompensa de ese proceso artístico que requiere el trabajo con la fruta.

Mientras deleitamos nuestro paladar con una y otra… y otra… y otra copa de vino, nos olvidamos por completo de algunos de los detalles que hacen de la vendimia un proceso exitoso para cada una de las casas de vino del mundo. Aquí te contamos algunos:

¿A qué hora empezamos?

No existe un día exacto para comenzar el proceso de recolección. Con los años la fecha varia por días o semanas dependiendo de las condiciones climatológicas de las regiones, la variedad de la uva a cosechar y el tipo de vino que el enólogo quiera crear.

Renzo Monje, Export Manager de Escorihuela Gastón, nos cuenta detalles de lo que ha sido la vendimia 2021 para una de las casa de vino más reconocidas de Argentina.



Don Miguel Escorihuela Gascón uno de los vinos más reconocidos de Escorihuela Gascón

Vendimia diurna o nocturna

Al momento de cortar la temperatura de la fruta no puede ser muy alta o muy baja, por eso el clima entre el final del verano y el inicio del otoño es el más adecuado para hacerlo. En la noche, la uva toma agua de la planta una acción que evita fermentaciones o maceraciones no controladas, reduce el volumen de alcohol y potencializa el aroma de las uvas.

En el día, además de ser un gran espectáculo y tener mayor control en la selección de los racimos más óptimos para procesar, la temperatura favorece la maduración de la fruta.

Conoce más de la vendimia diurna o nocturna aquí

Vendimia manual o mecánica

Vendimiar manual o mecánicamente depende del tipo de vino que se vaya a producir, más no de su calidad. Muchas casas de vino, como RJ Viñedos, optan por realizar una vendimia manual que permite tener un mejor control en los racimos de la uva y por tanto del proceso de vinificación. La vendimia mecánica, aunque más rápida, requiere que las vides tengan una condición especial conocida como espaldera (soporte que resiste el peso de la planta) que facilita el paso de las maquinas.

Vendimia en la viña Montgras
Vendimia en Viña Montgras. Foto: Facebook.com/VinaMontGras/

El poder del tiempo en la uva

El tiempo en el vino es una herramienta fundamental. Si bien es nuestro mejor aliado para los vinos de más altas gamas, es el principal enemigo en tiempos de vendimia. El despliegue de hombres y mujeres que hacen posible la vendimia tiene detrás un gran trabajo de coordinación y precisión.

La pronta recolección de las uvas, la temperatura, el tiempo en entrar a la bodega y el tipo de cosecha; son actividades que requieren meses de planeación y control que deben cumplirse en la justa medida para no afectar ninguno de los procesos de vinificación.

Las obras de arte que descansan en nuestro paladar y les dan alegría a nuestros días son únicas en el mundo, por eso disfrutarlas -y no estudiarlas- es el ‘trabajo’ soñado para winelovers. Aprender del mundo del vino no debe ser nada tortuoso. Probar, probar y probar es la única manera de encontrarnos con nuestro paladar y en buenvivir abrimos las puertas de nuestra casa para que disfrutes de la mejor compañía y conozcas los mejores vinos del mundo. ¡Salud!