Los pedidos realizados el día viernes despues de las 5:00 p.m, serán despachados el siguiente día hábil.

Proteger la biodiversidad, la historia y la tradición: los objetivos de Ricasoli 1141

Viñedos de la bodega Ricasoli 1141
Sostener una botella de vino en la mano es tener la oportunidad de viajar a otro mundo en un instante. Pensar en la viña, el proceso de producción, el clima, la uva… la tierra; es abrir una caja de sorpresas que sí o sí vale la pena conversar descorchando un Campo Ceni Toscana IGT o un Brolio Chianti Classico DOCG. ¿Te animas? Sigue leyendo. 

Deleitarse con una copa de vino producida en uno de los lugares mágicos de Italia: El Castello di Brolio, es pensar en exquisitez, tradición y calidad. Desde el año 1141, la Familia Ricasoli se ha encargado de cuidar las 1.200 hectáreas de tierra histórica de la Toscana central; Suelos que ofrecen vinos elogiados en diferentes partes del mundo y por la que trabajan día a día con un elevando compromiso ambiental y social.

Fiel a su papel de guardián de una de las regiones que conforman el Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de ese país, la bodega Ricasoli 1141 trabaja de forma continua en la mejora de sus procesos. Todo en el marco de la certificación Equalitas, certificación otorgada por Valoritalia y que responde a la obligación ambiental que incluye proteger la biodiversidad de la región, mantener fuera de sus protocolos los pesticidas y apostar por sistemas de fertilización y control más naturales y estrictos.

viñedos ricasoli 1141
Un trabajo que ya deja sus frutos pues el Antico Feudo Della Trappola 2018, es el primer vino sostenible de la bodega, bebida que recibió una calificación de 91 puntos por el crítico estadounidense James Suckling en el 2020.      

Recursos 100% locales

Familias enteras de la región entrelazan su historia a la de la familia Ricasoli, transmitiendo el amor y el arte de su trabajo en la tierra de generación en generación. Hoy, el Castillo y sus viñedos son el primer empleador de la zona, dando una alta prioridad al recurso humano y la materia prima local, manteniendo vivas las diferentes regiones que se encuentran alejadas de la urbanidad. 

El respeto de la antigua cultura campesina local y de la tradición de Chianti, en los procesos, arquitectura y actividades diarias, referencian al castillo y sus viñedos como pioneros en brindar una experiencia de turismo sostenible e intercambio cultural que atrae durante el año a cientos de turistas. Una experiencia buenvivir que vale la pena disfrutar con toda la familia.


En este momento las visitas al Castello di Brolio no están habilitadas, pero se espera que para abril de 2021 pueda empezar a recibir a los amantes del vino y de la historia.

Conoce más del patrimonio cultural del “Castello di Brolio” y las bodegas Ricasoli 1141 aquí.

Sigue sus redes sociales:

Facebook/ricasoli1141
Instagram/ricasoli1141

 

 

1 comentario

  • He tenido el gusto de compartir unos cuantos vinos finos con Francesco Ricasoli, artista y humanista que imprime carácter y personalidad tanto a sus vinos como a las personas que trabajan en Brolio – Ricasoli; todo en Ricasoli es de buena factura, la consecuencia de su filosofía, por supuesto, es la definición exacta de lo que disfrutamos sorbo a sorbo en sus vinos.

    Julio Eduardo Rueda

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados