ESTILO Y TRADICIÓN

el . Publicado en Varios

En el París de las fiestas imperiales, a mediados del siglo XIX, el joven Louis Vuitton proveniente de la pequeña ciudad de Anchay, se había convertido en el maestro empacador favorito de la gente más elegante. Llamado a su casa particular, él empacaba sus ropas, preciosas y frágiles, en cajas de madera para los viajes. Su habilidad y notoriedad eran tales que la emperatriz Eugenia sólo lo buscaba a él.

En 1.854 Louis Vuitton funda ya su propia casa y abre su primera tienda en la actual Rue des Capucines, cerca de la Place Vendome. Allí presentó los baúles revolucionarios que acababa de crear: en lugar de la cubierta curva de los cofres que se usaban en la época, él ideó una cubierta totalmente plana que permite almacenar los baúles unos sobre otros. Para la estructura eligió la madera del álamo, que presenta numerosas cualidades, entre las que se destaca la ligereza. Louis Vuitton recubrió el baúl con una tela gris totalmente impermeable (propiedad que no tenían los cofres tradicionales de cuero).

Él aprovechó, además, sus conocimientos de empacador para diseñar, en el interior del baúl, compartimentos destinados a albergar los vestidos y múltiples accesorios que componen el tocador de los viajeros elegantes. Louis Vuitton acababa de inventar el baúl de viaje moderno, perfectamente adaptado a los nuevos medios de transporte ferroviarios y marítimos, que estaban ya en pleno esplendor.

La originalidad de sus diseños resultó complementada de manera perfecta con la creación de telas exclusivas. A una primera tela a rayas beige y marrón siguió la tela Damier, que convertía las rayas en cuadros. En 1.896, la tela Monograma marca definitivamente el particular estilo de la firma.

Desde entonces hasta hoy, la casa Louis Vuitton no ha dejado de producir maletas, cajas de tocador, maletines, bolsos y accesorios cómodos y hermosos, siempre pensados paraqué los más elegantes lleven sus pertenencias a cualquier lugar a donde quieran ir. Sus telas y modelos se han convertido en símbolo de buen gusto y originalidad.

Ahora, la tela Damier, presentada por primera vez en 1.888, se ha transformado en Sauvage, un cuero único con un aire muy natural de gran suavidad, con la apariencia de un pequeño tablero de ajedrez. Para esta nueva colección de zapatos y bolsos pequeños, Damier Sauvage aprovecha la nobleza del cuero y el brillo natural de su superficie. Así, se ha dado vida a estos irresistibles bolsos y zapatos cuyo diseño se presenta a la vez exótico y muy femenino.

Dentro de su línea de comodidad y elegancia, Louis Vuitton lanzó la línea Taiga dirigida a estudiantes y hombres de negocios. Dentro de la línea, el maletín Khazan es un portafolio que combina el modernismo con la funcionalidad, elaborado en cuero de becerro, sus bolsillos y compartimentos cumplen la misma función que los de los primeros baúles diseñados por el mismo Louis Vuitton: guardar y transportar, de manera cuidadosa y exquisita, todo lo que haga falta.

El Vendredi es otra pieza hermosa que hace honor a sus creadores: una cobertura de cuero de cabra para un cuaderno. Con un formato compacto y muy personal, es ideal para guardar notas de viaje, dibujos o papeles de trabajo. Sobrio y exclusivo, en carácter original de Vendredi radica en su  sistema de anillado, que incluye una pieza de cuero para mantenerlo en su lugar.