HELADO

el . Publicado en Postres

Fantasía que enfría el Paladar

Algunos aseguran que nació en Arabia. Su creador sería un seguidor de Mahoma que más que el helado invento el sorbete. Pero el responsable de que el helado sea uno de los postres más queridos por Occidente fue Marco Polo. En el siglo XIV, en la cocina italiana, se agregó crema al invento árabe. El autor de esta delicia fue florentino, Bernardo Buontalenti, caballero de confianza de Cosme I, duque de Toscana, a quien se encargó la misión de sorprender con ricos manjares a una comisión española que estaba por llegar. A Francia llegó en la maleta de Procopio Calpilla, pastelero italiano que a mediados del siglo XVII abrió en Paris el Café Procopio. Por primera vez el helado se vendió en un lugar público. En Inglaterra apareció oficialmente en la mesa de Carlos I, durante el siglo XVII, y gracias a los colonizadores ingleses llegó a América. Norteaméricaenloqueció con la fría delicia e incluso inventó infinidad de sabores, formas y colores. Dos siglos más tarde, hacia 1851, nació en Baltimore la primera fábrica de helado comercial a cargo de Jacobo Fussel. El primer cono fue producido en 1896 en Nueva York por un inmigrante italiano llamado Italo Machiony. El impacto fue tal que al final de la segunda Guerra Mundial, cuando se levantó el racionamiento de los productos lácteos, los estadounidenses celebraron con helado. Hecho en casa o en fábrica, el helado sigue siendo, hoy como ayer, una de las más refrescantes ilusiones del hombre.

HELADO DE CHOCOLATE
Ingredientes
⅓ de taza de cocoa en polvo
1 taza de azúcar
2 tazas de leche
1 cucharada de extracto de vainilla
1 pizca de sal
2 tazas de crema de leche
1 trozo de chocolate semiamargo
1 taza de mashmallows miniatura
½ taza de almendras y nueces trituradas

Preparación
En un recipiente grande, mezcle la cocoa y el azúcar. Gradualmente añada la leche y rebulla la preparación. A fuego lento, bata la mezcla hasta que el azúcar y la cocoa queden completamente disueltos. Deje enfriar a temperatura ambiente. Aparte mezcle la vainilla, la sal y la crema de leche. Agregue a la mezcla de la cocoa.
Con la parte más burda del rallador, ralle el chocolate. Añada el chocolate, los mashmallows, las almendras y las nueces en la mezcla de la cocoa, viértalo en un recipiente de helado y colóquelo en el congelador durante tres a seis horas. Revuelva los mashmallows de vez en cuando durante el proceso de enfriamiento antes de servir.