JEREZ – XEREZ

Escrito por buenvivir el . Publicado en Gastronomía

JEREZ – XEREZ
SHERRY
Un vino hijo de Andalucía, producto de la combinación de un buen clima, suelos inmejorables y una particular técnica de añejamiento.

Este antiquísimo vino de características muy particulares se produce en una región comprendida entre Cádiz y Sevilla en la provincia de Andalucía y recibe su nombre de la población de Jerez de la Frontera. Después de lo conquista romana del año 200 a. de C., Jerez se convirtió en un centro vinícola de gran importancia y su nombre fue latinizado a Cerit o Ceritium.
Tras 300 años de agitación y luchas, los moros vencieron a los visigodos en la batalla de Guadalete, con lo que se dio inicio a una dominación que se extendió por mas de 500 años, período durante el cual el jerez se convirtió en scheris. Este vocablo árabe se españolizó al jerez de nuestros días.
Según Michael Jackson, autor de varios libros sobre cervezas, vinos y licores, considerado como una verdadera autoridad en este tema, fueron los ingleses, y en particular Francis Drake, quienes dieron a conocer el jerez en el mundo. Jackson afirma que en el siglo XVI, durante los numerosos ataques y saqueos de Drake a los puertos españoles, éste se apropió en forma poco ortodoxa de cientos de barriles destinados a las Indias, desviando su destino a las islas británicas y de esta manera los ingleses adquirieron el gusto por este afanado vino. Ante la dificultad de pronunciar jerez con el ceceo adecuado, resolvieron llamarlo Sherry, como se le conoce hoy por hoy en nuestros países, en especial en los de habla inglesa.

Con Denominación de Origen

El Jerez es un vino fortificado con denominación de origen (D.O) el cual solo puede ser producido en Andalucía (Jerez de la Frontera, Sanlúcar de Barrameda y Puerto Real), la región mas meridional de España, donde se conjugan el clima luminoso del mar Mediterráneo, los suelos cretáceos conocidos como albariza, las cepas Palomino, Pedro Ximenez y Moscatel y su particular método de añejamiento por solera, para crear un amplio rango de vinos de características muy peculiares.
Pedro Ximenez es la traducción española de “Peter Siemens”, el soldado alemán del ejército de Carlos V que supuestamente trajo a España los primeros esquejes de esta cepa del valle del Rin.

Tipos de jerez

Amontillado: Color ámbar con mas cuerpo que el Fino y el Manzanilla. Por naturaleza seco, pero algunas veces ligeramente dulce. Alcohol: 16 a 18%.

Crema: Es un Fino endulzado por la adicción de vinos elaborados con uva Pedro Ximenez, oscuro, suave y bastante dulce. Alcohol: 18-20%.

Crema Pálido: Es un Fino endulzado con la adición de vino elaborado con uvas Pedro Ximenez de color oro pálido, suave y dulce. Alcohol: 18-20%.

Fino: Pálido, límpido y seco. Alcohol: 15.5 y 17%.

Manzanilla: Vino pálido, delicado y muy seco. Como se añeja a la orilla del mar en Sanlucar de Barrameda este adquiere un ligero gusto salino; contenido alcohólico entre 15.5 y 17%.

Oloroso: Color oro oscuro, muy romántico, de mucho cuerpo y seco. Alcohol: 18-20%.

Palo cortado: A mitad de camino entre un Amontillado y un Oloroso, de color oro oscuro, mucho cuerpo y seco. Alcohol: 18-20%.

Pedro Ximenez: Elaborados con uvas del mismo nombre secadas al sol sobre esterillas de esparto para concentrar el azúcar de la fruta. Muy oscuro, suave y muy dulce. Alcohol: 18-20%.

El contenido alcohólico del jerez nunca debe estar por debajo de 15.5% ni por encima de 20.9%.

Cuenta la historia que en su segundo viaje Cristóbal Colón partió de la región de Jerez, zarpando del puerto de Santa María. Sus barcos utilizaban como lastre barricas de Jerez las cuales fueron usadas como amuletos contra el escorbuto. Así fue como se introdujo el jerez en América.